La madrileña Puerta del Sol se ha convertido en epicentro de las manifestaciones en la capital madrileña y en símbolo de la protesta indignada contra todo. Desde que el 15-M tomara la plaza para su uso y disfrute, miles han sido las personas que han desfilado por sus aceras para gritar al aire todo tipo de reivindicaciones: desde pedir libertad para Venezuela, hasta reclamar la Tercera República española (ambos asuntos parece que van para largo). También se concentran allí miles de personas para despedir el año frente al Reloj de Gobernación o aficionados de algún equipo de fútbol para celebrar algún título.

Que la mítica plaza sea útil a los ciudadanos está muy bien, aunque tal vez se está abusando ligeramente de este céntrico emplazamiento de la capital. Sea como fuere, ningún medio de comunicación se ha preocupado en calcular cuánta gente cabe realmente en la plaza, bien por desidia o bien porque prefieren ocultar el dato real y publicar cifras claramente infladas.

Hemos leído en no pocas ocasiones que decenas de miles de personas se reunían en la Puerta del Sol. En ocasiones se manifestaban cientos de miles, nos contaban, como en este artículo de Cuartopoder.es que puede servir de ejemplo.

Captura de pantalla 2014-06-28 a la(s) 05.22.42

El 15 de octubre de 2011 los indignados volvieron a la Puerta del Sol para celebrar los cinco meses del espontáneo surgimiento del 15M. La organización del acto habló entonces de una participación de “más de medio millón de personas”. En Twitter podemos encontrar incluso quien habla de millones de personas en Sol. “Jamás se había visto nada igual”:

Captura de pantalla 2014-06-28 a la(s) 16.10.34

Dejemos, mejor, que el imperio de las matemáticas dicte sus normas.

El 15M fue un movimiento capaz de cultivar lechugas en el Centro de Madrid, pero no capaz de cambiar las dimensiones de la Puerta del Sol, que son las que pueden verse en el siguiente gráfico (pinchando sobre él se hace más grande).

puertadelsoldefdef

Las medidas, obtenidas gracias a Google Maps y al Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas del Ministerio de Agricultura, son bastante precisas. La Puerta del Sol queda dividida en tres secciones, dos de ellas rectangulares y la central con un lado curvo. La plaza de lado a lado mide casi 200 metros y en su punto de mayor anchura mide muy aproximadamente 70 metros. Teniendo en cuenta la forma irregular del lugar, obtenemos que el área total es de 11.400 metros cuadrados (metro arriba o abajo).

En una manifestación algo concurrida encontraremos unas dos personas por metro cuadrado. En una protesta muy concurrida, podremos llegar a ver unas tres personas por metro cuadrado, que están algo incómodas y compartiendo calor humano (y olor humano). Por encima de estas cifras, las personas están tocándose físicamente, apenas pueden moverse y su seguridad no es la mejor posible. Por supuesto, en la plaza hay todo tipo de objetos, mobiliario urbano, fuentes, farolas, estatuas, el puesto del tipo que vende Khlav Kalash y jugo de cangrejo, o los cuatro accesos al Metro que habría que descontar. Solamente las entradas al suburbano madrileño ya suman más de 500 metros cuadrados. Cada fuente, con más de seis metros de radio, suman otros cien metros cuadrados cada una. Por redondear, vamos a suponer que todos los elementos de la plaza ocupan 1.000 metros cuadrados (realmente ocupan más). Si, como suele ocurrir, la policía acordona la acera del edificio de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, serían casi otros 1.000 metros cuadrados más, pero estos no los vamos a descontar.

Con todas estas consideraciones, tenemos unos 10.400 metros cuadrados para que los manifestantes esparzan su ira por la plaza. Con la plaza llena, pero con la gente no del todo aplastada, podríamos estar hablando de algo más de 20.000 manifestantes. Con tres personas por metro cuadrado, y la plaza realmente llena, estaríamos hablando de unos 30.000 indignados ciudadanos. Podríamos decir, sin riesgo a equivocarnos, que la plaza no soporta más de 35.000 manifestantes en su interior, siempre en los casos en los que es imposible andar y moverse por la plaza y la muchedumbre lo ocupa todo de pared a pared y las personas apenas pueden mover los brazos (ni mucho menos ondear banderas). Lo cierto es que jamás ha habido 35.000 personas reunidas en Sol.

Pero quédense con esa cifra generosa. Cualquier otra por encima que lean o escuchen será mentira, por muy espectaculares que puedan parecer las imágenes panorámicas de los periódicos. En la Puerta del Sol jamás ha habido cientos de miles de personas reunidas. No se dejen engañar cuando los medios intentan vendernos que unos pocos miles de personas deben ser escuchadas cuidadosamente en una democracia de 47 millones de almas. Más que nada porque 35.000 personas, pocas o muchas, son menos de las que votaron al Partido Pirata en las últimas Elecciones Europeas. Eso es todo.